La mejor web sobre Málaga

Viñetas de Alés: los Jardines del Retiro un BIC cerrado a cal y canto

Viñetas de Alés: los Jardines del Retiro un BIC cerrado a cal y canto.

El Parque del Retiro debe su origen a fray Alonso de Santo Tomás, obispo de Málaga desde 1664 a 1692 y supuesto hijo de Felipe IV, situado en unos terrenos cercanos a Churriana, Fray Alonso de Santo Tomás compra los terrenos en 1699 y proyecta su primera residencia. Sin duda es uno de los jardines antiguos más importantes de España.

En el siglo XVIII, el conde de Villalcázar acometió dos ampliaciones de la mano del arquitecto José Martín de Aldehuela, y construyó un jardín conocido como de la Sirena por su fuente y después otro que recibe el nombre de Cascada. De manos del obispo pasó a los dominicos y de ellos a los condes de Buenavista.

De aspecto dieciochesco, son varios los jardines que lo integran, teniendo tres partes bien diferenciadas: el llamado Jardín-Huerto que es lo único que se conserva del siglo XVII, consiste en un paseo en forma de cruz rodeado de bancales de frutos, en cuyo centro hay una fuente decorada con azulejos sevillanos y que se conoce como Fuente de la Batalla. El Jardín Patio está dispuesto a continuación del edificio y forma un gran rectángulo de un solo nivel enlosado con mazeries rojos, en su centro se encuentra la Fuente de la Sirena, hecha de mármol labrado en Italia y cuyo tema es el de un tritón abrazando a una sirena. El Jardín Cortesano por último, está organizado al estilo italiano, en varios niveles. Dispone de tres figuras de tamaño natural dos de las cuales representan a los ríos o arroyos y desde los cántaros que portan, baja el agua del estanque de la parte superior, la tercera figura es un pastor tocando una flauta y acompañado por un perro. Destacan entre otros elementos el reloj de sol, la Ría, la fuente de la Sirena o la de la Batalla. La riqueza botánica es excepcional y entre los jardines abundan esculturas de sátiros y personajes mitológicos. Uno de los atractivos de la finca es la perfecta integración en el espacio natural.

Actualmente la finca es de propiedad privada y no se puede visitar nunca.

Vecinos y ecologistas critican que el jardín histórico no puede visitarse desde hace años por la negativa del dueño de la finca, pese a que la Ley de Patrimonio Histórico de Andalucía le obliga a abrirlo al público de forma gratuita al menos cuatro días al mes.

En 2015 intentaron visitar el BIC, sin éxito, investigadores y académicos con un requerimiento de la Junta. Ni siquiera así Rafael Blanco, experto en jardines botánicos, pudo entrar.

A este respecto, el artículo 14 de la Ley de Patrimonio Histórico de Andalucía señala que a este tipo de bienes se permitirá «la visita pública gratuita, al menos cuatro días al mes, en días y horas previamente señalados», a no ser que medie una «causa justificada», por lo que el propietario podría ser dispensado «total o parcialmente» por la Consejería de Cultura.

Para el investigador Rafael Blanco, lo que ocurre con El Retiro «es el secuestro de un bien cultural» y lamenta que en casos como este, «los propietarios confundan la propiedad con el valor cultural del bien; cuando hablamos de propietarios de la finca, pero no del valor cultural», aclara.

En julio de 2015 la finca del Retiro volvió a ser protagonista, en este caso de la Comisión de Urbanismo, a través de una moción de Málaga para la Gente a raíz de varias obras realizadas en la propiedad. El concejal de Urbanismo, Francisco Pomares, confirmó que cuatro de estas obras se habían ejecutado «sin licencia y por tanto son ilegales», aunque informó de que dos de ellas podían legalizarse y mantenerse, aunque previa sanción al propietario.

La Justicia dirá si este jardín artístico del siglo XVII debe permanecer cerrado a cal y canto o empezar a recibir visitas.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Share

Comentarios



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *