La mejor web sobre Málaga

Viñetas de Alés: la medalla del Alcalde

Viñetas de Alés: la medalla del Alcalde

Esta semana Las Viñetas de Alés se han hecho eco de una noticia de actualidad y ha sido que el alcalde de Málaga, D. Francisco de la Torre, acaba de recibir de manos del presidente ruso, Vladímir Putin, la Medalla Pushkin en reconocimiento a su contribución al desarrollo de los vínculos culturales entre Rusia y España y, en especial, por los esfuerzos desplegados para dotar a la capital de la Costa del Sol de la filial del Museo Ruso de San Petersburgo, inaugurado el 25 de marzo de 2015 dentro de las instalaciones del complejo municipal de la antigua Tabacalera.

Un artículo de Ángeles García publicado en el periódico El País y con el título de Málaga, entre la ciudad cultural y el parque temático, se hace eco de la realidad museísitica de la ciudad:

“Voces locales  cuestionan la apuesta que se hace por la cultura, porque de unos presupuestos de 32 millones de euros destinados a museos, la agencia pública que agrupa el Museo Casa Natal de Picasso, el Museo Ruso y el Centre Pompidou se llevan más de 7,8 millones; el CAC, 3,35 millones; y el Museo Carmen Thyssen 2,1 millones. Los beneficios, según el Ayuntamiento, repercuten al ámbito de la hostelería: la ciudad batió sus récords en 2017 con más de 1,3 millones de viajeros, más de 2,4 millones de pernoctaciones y un porcentaje de ocupación del 79%. Entre las principales motivaciones de los turistas, el 75% indica que lo hace por su oferta cultural, asegura el Consistorio.

Sin embargo, esta apuesta museística de relumbrón a base de grandes firmas está siendo muy cuestionada por voces del mundo de la cultura y vecinos de la propia ciudad que han visto cómo el aumento del turismo ha supuesto que el precio de la vivienda se multiplique en aras del “todo por Picasso”. Tampoco creen que el alarde de construcciones museísticas haya beneficiado el consumo de cultura.

Es domingo, 7 de octubre, y a media mañana en las salas del Centre Pompidou de Málaga no hay más de una docena de personas paseando ante una colección permanente repleta de grandes nombres internacionales: Robert Delaunay, Pierre Huyghe, Vassily Kandinsky, Antonio Saura… Un par de horas más tarde, en el palacio de Villalón que ocupa el Carmen Thyssen, el número de visitantes que pasean entre pintura española y andaluza del XIX es aún menor. No hay nadie en la exposición temporal dedicada a Francisco Iturrino. “La gente se reserva para los pases gratuitos de la tarde”, argumenta una de las vigilantes. Compensa esperar para evitar pagar los siete euros que cuesta la entrada. Dos días después, martes, en el Museo Ruso, tanto en la permanente centrada en Arte del Realismo Socialista como la monográfica dedicada a Kazimir Malevich, podrían contarse unas 20 personas. Algo más concurrido suele estar el CAC, Centro de Arte Contemporáneo de Málaga, aunque nada que ver con el Picasso, inaugurado en 2003 y auténtica joya de la corona, en torno a la cual ha ido creciendo una oferta que hoy suma 40 centros expositivos, con una atención prioritaria en las franquicias que suponen el Pompidou y los Rusos”.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Share

Comentarios



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *