La mejor web sobre Málaga

Una malagueña princesa de Kapurthala

En 2012 se cumple medio siglo del fallecimiento de Ana Delgado Briones, una malagueña a la que el destino hizo Princesa de Kapurthala mediante su matrimonio con el VII maharajá.

Ana Delgado Briones nació en Málaga el 8 de febrero de 1890, hija de Ángel Delgado de los Cobos y Candelaria Briones, que se ganaban la vida con El café de la Castaña. Por recomendación del poeta Arturo Reyes, entre 1900 y 1905 tomó clases de declamación (necesarias, entre otras cosas, porque padecía una leve tartamudez) con José Ruiz Borrego, pero tuvo que suspenderlas debido a la situación económica de la familia, que aconsejó que emigrara a Madrid, donde Ana, junto a su hermana, formaría dúo artístico bajo el nombre de Las camelias, en el café cantante Central-Kursaal, que contaba con clientes de la intelectualidad bohemia como Valle Inclán, el dibujante Leandro Oroz, Julio Romero de Torres o Ricardo Baroja.

Cuando el príncipe indio de 34 años de edad, acudió al Central-Kursaal, no pudo evitar sentirse atraído por el encanto de los dieciséis años recién cumplidos de Ana Delgado. Pero la joven rechazó las ofertas de sostener efímeros encuentros con él y, ante su resistencia, Jagatjit Singh instaló a toda la familia Delgado en París para educar a la protagonista de esta singular historia, haciéndola su esposa por matrimonio civil contraído en la capital del Sena.

Aunque Ana tuvo un hijo, Maharajkumar Ajit Singh, la pareja se separó, y ella repartió su vida entre París y Madrid, con frecuentes viajes a otros diversos puntos. Las dos contiendas mundiales le provocaron numerosos problemas, porque aunque su país de origen fuese España que se mantuvo neutral, su documentación de identidad internacional era del Imperio británico.

En 1949 poco después de finalizar la II Guerra Mundial falleció el Maharaja y aunque Ana estaba separada de él desde hacía años, fue recibida como su viuda en el Palacio de El Pardo por el Caudillo, que quiso expresarle personalmente su pésame.

El resto de su vida transcurrió con suma discreción, salvo algunas controversias referentes a la publicación de unos textos en la prensa que pasaban por sus memorias. Sus días finalizaron en Madrid, el 7 de julio de 1962, y su único hijo la sobreviviría hasta 1982, cuando murió en Nueva Delhi, a los setenta y cinco años de edad.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

FacebookTwitterGoogle+LinkedInPinterestWhatsAppTumblrBlogger PostEmailEvernoteTelegramTuentiCompartir