La mejor web sobre Málaga

Una malagueña crea arte con los billetes de euro

28168583_1874735429205656_5224624232918417408_n 28575775_1875885575757308_373225322218258432_n 28577004_1867689523243580_224911081788400753_n 29103483_1886298658049333_8793941226412834816_n 29694937_1916123348400197_2767100384162630254_n 29792035_1908475589164973_6205888943029063241_n

La malagueña Mari Roldán aficionada a la pintura, un día cogió un billete de diez euros y empezó a pintar a bolígrafo sobre él, a dar forma a ‘La creación de Adán’, de Miguel Ángel. Temía que no se lo aceptasen en un comercio, que pensaran que era falso, pero aquella primera ‘obra’ firmada por Mari Roldán pagó el café que tomó con una amiga en una céntrica cafetería de Málaga. No hubo reacciones y aquello le dio alas para seguir personalizando euros.

Esta aventura arrancó en diciembre de 2017 y fue el pasado diciembre y hoy lleva ya pintados dieciocho, de distintos valores, que utiliza indistintamente dependiendo del cuadro que decida plasmar sobre ellos. Vincent Van Gogh, Gustav Klimt, Salvador Dalí, René Magritte, Christian Schloe, Picasso,  han sido hasta ahora algunos de sus elegidos. Por el momento, solo ha utilizado uno de 100 euros y fue para pintar sobre él la adaptación que el fotógrafo Patrick Defmet hizo del cuadro la ‘Lectura camuflada’, del pintor surrealista belga René Magritte. Su último trabajo ha sido el ‘Guernica’ de Picasso, realizado sobre tres billetes de cinco euros, que por el momento conserva, porque le da pena deshacerse de ellos.

En Instagram tiene más de 18.000 seguidores. Sus trabajos no solo se compartían entre particulares; también lo hicieron algunas cuentas de galerías de arte, que convirtieron la iniciativa artística de Mari Roldán en un fenómeno viral hasta saltar a otras redes sociales, como Facebook y Twitter. Lo más sorprendente fue cuando el productor de cine Brepp Ratner contactó con la malagueña,  para ver si podía pintarle un cuadro de Francis Bacon en un billete de euro, no lo quería de otra moneda. Ahora tiene en mente pintar alguna libra que una amiga le ha prometido traerle a su regreso a España.

Para sus pequeños lienzos, siempre utiliza pintura acrílica y óleo, y no descarta probar algún barniz que permita protegerlos del manoseo diario. Precisamente, eso es lo que más desea, que sus billetes vayan de mano en mano y, por qué no, volverse a topar con ellos algún día y comprobar su estado después de tanto tiempo. Es consciente de que a alguien le gustará alguno de ellos y lo guardará, pero a Mari le encantaría que no dejasen de circular y llegasen lo más lejos posible.

Así que atentos, si os llega un billete pintado con mucho arte, está pintado por Mari Roldán.

Fuente: Diario Sur. Artículo Susana Zamora.

FacebookTwitterGoogle+LinkedInPinterestWhatsAppTumblrBlogger PostEmailEvernoteTelegramTuentiCompartir

Comentarios



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *