La mejor web sobre Málaga

Un malagueño, en el equipo que desarrolló el ibuprofeno

Le debemos al  científico antequerano Antonio Alcaide García el desarrollo medicinal del Ibuprofeno debido a un equipo de investigación en el que participó.

¿Quién no ha tomado un ibuprofeno y ha notado la mejoría en instantes?. Se trata de uno de los medicamentos más universales en los últimos tiempos, por medio de cuarenta marcas que buscan el alivio sintomático del dolor producido por una inflamación.

El ibuprufeno es uno de los elementos mágicos junto a la aspirina destaca el investigador. Cuando Antonio Alcaide llegó a Nottingham, era un invento anterior inglés que estaba poco desarrollado y fue entonces cuando empezó una masiva investigación del ibuprofeno, un grupo de antiinflamatorios no esteroideos. Se trataba del primero de esas estructuras de profeno.

La participación directa de Antonio Alcaide García en el desarrollo del ibuprofeno coincide con el momento en que la patente estaba a punto de expirar. No se podía creer que un fármaco tan extraordinario iba a pasar de largo de esa forma y no se resistía a proponer más investigación en otras nuevas formas de dolor e inflamación, a pesar de encontrarse ya en la proximidad del año 1984. Ante ello, se decidió a hacer más investigación clínica con nuevas formulaciones y se inició una etapa para explicar, por medio del doctor Adams, en ciclos de conferencias las bondades científicas del producto. Ahí empezó su implicación en el desarrollo: El doctor Adams, rodeado de todo un séquito, puso como condición que Antonio Alcaide le acompañara con su apoyo científico, ya que él desempeñaba el cargo de director de investigación de la filial de BOOTS en Alcalá de Henares.

Hasta tal punto que los responsables de toda esta gira científica lograron que el doctor Adams fuera recibido por el rey don Juan Carlos, pero no fueron capaces de encontrar un presente para el monarca. Antonio Alcaide en un momento de inspiración, dibujó la fórmula del ibuprofeno y les dijo: ?encuentren a un artesano que haga esto mismo en plata y cobre resaltando los enlaces simples y dobles, así como los átomos de carbono (C) y oxígeno (O)?.

Hoy en día, sigue investigando, intentando buscar el mecanismo de acción íntimo para demostrar que se puede regular el sistema inmunológico como base a la regulación de muchas enfermedades como las cardíacas, oncología y encontrar cómo la raíz de todas las enfermedades en este sistema y cómo influye en el desarrollo. Tiene claro que con un buen sistema inmunológico, se puede frenar toda enfermedad. Seguramente, la próxima vez que tomemos algún ibuprofeno, notaremos un sabor malagueño en su esencia, procedente del científico antequerano Antonio Alcaide García.

En el centro en el que Antonio Alcaide desarrollaba sus trabajos, se interesó por un grupo de moléculas que, años más tarde, iban a permitir desvelar las causas de la eficacia del Ibuprofeno: las prostaglandinas, y entre ellas la PGE1. El ibuprofeno y otros AINES inhiben la acción de la ciclooxigenasa (COX) y con ello el dolor e inflamación en tejidos dañados. No se conocía entonces la existencia de dos enzimas COX, COX1 y COX2. Pudo demostrarse que el Ibuprofeno, como los AINES que vinieron después, era un inhibidor no específico de la ?COX?, es decir de la COX1 y COX2.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

FacebookTwitterGoogle+LinkedInPinterestWhatsAppTumblrBlogger PostEmailEvernoteTelegramTuentiCompartir