La mejor web sobre Málaga

Señas de identidad de Málaga

La Lex Flavia Malacitana

En octubre de 1851 dos peones encontraron en un talud del que se extraían arcillas en la zona de El Ejido dos tablas de bronce. En la mayor de ellas estaba grabada parte de la Lex Flavia Malacitana (la primera ley municipal malagueña). Se trata de uno de los vestigios históricos más importantes de la ciudad que, sin embargo, está depositado en el museo Arqueológico Nacional de Madrid. La Lex Flavia se redactó entre el año 81 y el 96 después de Cristo, en la época de Domiciano, sin embargo se considera que la Málaga romana tuvo su máximo esplendor con Octavio Augusto. La tabla malagueña, de unos 90 kilos...

La barca de jábega malagueña

Se conoce por el nombre de jábega a la embarcación de remo utilizada en el litoral de la provincia de Málaga y limítrofes, necesaria para calar la red, aunque en realidad se debe de llamar barca de jábega. En Málaga por su influencia fenicia, las jábegas tienen siempre a ambos lados de la quilla dibujados «ojos», son hermosos y determinantes para marcar la singladura dotando a cada jábega de personalidad propia y por donde quieran que van son una seña más de identidad de la ciudad de Málaga. La Jábega tiene una eslora media de 6 metros y una manga de 1’80, el diseño de su proa y el poco...

La Biznaga Malagueña

La biznaga no es una flor natural nacida así de una planta, es una composición hecha con jazmines ensartados uno a uno mediante una laboriosa manipulación en un armazón de una flor seca (la de la zanahoria silvestre normalmente) que se ha recolectado mucho antes, en la primavera, y a la que tras ser secada se le quitan las hojas y ramas que sobran dejando solo una estructura en forma de sombrilla. Al atardecer en verano se recogen los jazmines, estando aún cerrados, para que sea más fácil introducirlos y manipularlos en las pequeñas ramas secas. Unas horas más tarde se abren los jazmines formando la famosa biznaga malagueña. La...

Maneras de servir el café en Málaga

Los amantes del café no sólo tienen una cita en Málaga con excelentes cafeterías y terrazas en las que degustarlo, sino también con una forma única de pedirlo. La particularidad de la capital de la Costa del Sol es tanta que hace ya años se decidió bautizar a los cafés. Hasta ocho nombres distintos encontrarán los que se acerquen a la barra de cualquier bar para degustar esta bebida. Y todo en función de la cantidad de leche y café que se desee. Una tradición que se mantiene a pesar de la proliferación de nuevos establecimientos, dado el arraigo que ha conseguido a lo largo y ancho de la capital....