La mejor web sobre Málaga

Salga el Sol por Antequera

Salga el sol por Antequera es un dicho que se utiliza para expresar incertidumbre ante el resultado de alguna acción, pero determinación para llevarla a cabo a pesar de ello.

Antequera en la época del imperio romano era conocida como Antikaria; a inicios del siglo XV, los musulmanes tenían en su poder la ciudad y los cristianos con sus tropas venían del centro de la Península para conquistar sus tierras.

El Infante Don Fernando de Aragón no lograba decidirse qué tierra tomar. La leyenda cuenta que una noche se le apareció una joven resplandeciente rodeada de leones y le dijo que no dudase y que «Salga el Sol por Antequera y que sea lo que Dios quiera». Al día siguiente el Infante, junto a sus tropas, no dudó y fue a por Antequera, siendo retomada.

La joven que se le apareció a Fernando de Aragón era Santa Eufemia, Virgen y mártir calcedonense, desde el 16 de septiembre de 1410 que se le apareció al Infante se convirtió en la Patrona de la ciudad de Antequera.

Existen varias hipótesis sobre el origen de este dicho, pero todas lo sitúan en los tiempos de la Guerra de Granada. Según, José María Iribarren en ?El porqué de los dichos? (1996), proviene de la frase "Salga el sol por Antequera y póngase por donde quiera", que habría sido exclamada por los Reyes Católicos en la toma de la ciudad de Granada en 1491. La frase tendría un carácter irónico, porque el sol no sale por Antequera, que está al oeste de Granada.

Otra hipótesis apunta a que el origen de la frase no se halla en los reyes cristianos, sino opinión de Abú Abd Allah, "El Zagal", que viene a significar el "Temido", el que nunca será vencido. El general que fue rey, il-Zagal, pedía a los suyos coraje para enfrentarse a las bien formadas, equipadas y pertrechadas tropas de los Católicos, con curtidos mariscales y capitanes de la talla de Gonzalo Fernández de Córdoba.¿Qué más daba la muerte si esta llegaría tarde o temprano? Pues eso, si el sol sale por Levante y no por Antequera, ¿qué más da? Salga por donde salga, había que salvar el honor. Pues eso; de un hecho histórico de tal magnitud, nos queda hoy el recuerdo. Salga el sol por Antequera, cuando la empresa que vamos a hacer, tiene la suerte ya echada.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

FacebookTwitterGoogle+LinkedInPinterestWhatsAppTumblrBlogger PostEmailEvernoteTelegramTuentiCompartir