La mejor web sobre Málaga

Real Fábrica de Naipes de Macharaviaya

Don José de Gálvez y Gallardo, ministro de Carlos III, creó en el año de 1776 una Real Fábrica de Naipes en Macharaviaya, cuyo objetivo comercial era el consumo de las colonias americanas, y que sobrevivió hasta el año de 1815. La genealogía del nombre de esta localidad, es árabe, y proviene de la transcripción fonética Machar Ibn Yahia que significa el prado ó la alquería de Abu Yahya.

El acuerdo comercial de exportar naipes desde Andalucía a Ultramar, se debió al por entonces, ministro de Indias y creador del virreinato del Río de la Plata, el malagueño José de Gálvez, ya que mantenía una gran amistad con Félix Solesio.

Macharaviaya, por aquel entonces, era uno de los pueblos de la Axarquía con peores comunicaciones con la capital de la provincia, con escasa mano de obra y con poca experiencia en el trabajo manufacturero.

Desde el primer momento en que José de Gálvez es nombrado Ministro de Indias, concibe la idea de crear en su pueblo natal una fábrica de naipes con una producción que sería destinada, en exclusividad, a las colonias americanas. Y sin llevar a cabo un estudio previo, como hubiese sido recomendable, sobre la idoneidad de poner en marcha una empresa de tal calibre en un lugar tan concreto y con claras limitaciones para esta actividad industrial, impulsa el proyecto, animado, principalmente, por la perspectiva de la creación de puestos de trabajo y de mejoramiento del nivel de vida del lugar. Ya que, la mayoría de los vecinos de Macharaviaya, eran jornaleros del campo, y, por tanto, sin preparación alguna para la nueva actividad económica; la escasa población de Macharaviaya (en aquel momento solamente contaba con 68 vecinos); las pésimas comunicaciones con Málaga para el envío a América de los naipes por su puerto, así como la escasez de materia prima (madera y papel) en las inmediaciones.

Sin atender a estos inconvenientes, y animado por el convencimiento de los beneficios económicos para su pueblo natal, el 12 de agosto de 1776 una Real Cédula aprobaba el establecimiento de la fábrica de naipes.

Fue nombrado director de la misma Félix Solesio, natural de Génova, a quien el Estado le firmó un contrato por diez año, en el que él se comprometía a costear con capital propio los gastos de maquinaria, la mano de obra y el local donde se estableciera la fábrica, a cambio de que la Corona se hiciera cargo de toda la producción.

Félix Solesio, fue el fundador del Arroyo de la Miel, ya que allí se creó el complejo papelero de San Carlos en 1784 en honor al rey Carlos III, para surtir de papel blanco las necesidades de la fábrica de Macharaviaya, y en lo que era un cortijo de campo, que él compró, creció un pueblo en lo que es hoy el actual Arroyo de la Miel. Ya que en Macharaviaya no había árboles, tan necesarios para la producción de Naipes y en el Arroyo de la Miel sí había.

Las clases o tipos de naipes eran abundantes. Según el grueso del papel, de una, dos o tres hojas. Según el revés del naipe, podían ser blancos o con dibujos, y estos últimos en rojo, negro o azules, y con cuadros, estrellas, conchas?

Según Aurora Gámez Amián, el grave problema económico que sufrió la Real Fábrica no fue el elevado coste de las barajas ?las más caras de España? sino las dificultades insalvables inherentes a las pocas ventas reales en relación con las estimaciones y previsiones efectuadas.

Hubo un gran desconocimiento del mercado, defectos varios en la elaboración del naipe, elevados precios en las ventas, acumulación de existencias invendibles. Y ante la falta de beneficios un Real Decreto de 6 de octubre de 1791 produce el cierre de la fábrica.

Un año más tarde se reabre con una nueva contrata, con nuevas condiciones. En 1800 Félix Solesio se halla arruinado. Y tras su muerte en 1868, todo sus bienes se comprueban hipotecados.

La entrada de los franceses en Málaga desarticuló lo poco que quedaba de la fábrica de naipes, y, al final, el establecimiento fue vendido en pública subasta por 60.000 reales.

Pero para los habitantes del lugar, la industria del naipe supuso elevación del nivel de vida de la población, influencia sobre el nivel cultural y mejoras urbanísticas en el pueblo.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

FacebookTwitterGoogle+LinkedInPinterestWhatsAppTumblrBlogger PostEmailEvernoteTelegramTuentiCompartir