La mejor web sobre Málaga

El origen de las tortas de Algarrobo

El bocado crujiente que conquista a los malagueños desde hace generaciones y que mantiene inalterable la receta desde hace siglos

Se trata con toda seguridad de una de las tortas más populares de la provincia Málaga y más concretamente de la comarca de la Axarquía. Se llevan elaborando de forma tradicional desde hace generaciones siguiendo una receta que se remonta a la época de la ocupación árabe. Son originales de Algarrobo, de ahí que se conozcan como tortas de Algarrobo. Aunque durante siglos fue un dulce reserva para las ocasiones especiales, celebraciones y fiestas, con el tiempo se ha convertido en un dulce consumo diario, que casi todos malagueños han probado alguna vez para merendar en los desayunos. “En Algarrobo hasta bien avanzada la segunda a mitad del pasado siglo era tradicional que cada familia elaborara su propia receta. Se heredaba de madres a hijas. Preparaban la masa para esa ocasiones especiales y las llevaban a las panaderías para que las cocieran en sus hornos cuan do estos ya habían acabado su jornada de elaboración de pan”, señala Marcos Lupiáñez, gerente de la mayor fábrica de tortas de Algarrobo de este municipio de la Axarquía, Tortas Carmen Lupiáñez.

Carmen Lupiáñez

Estas empresa produce diariamente -trabaja unos 300 días al año- entre 80.000 y 100.000 unidades (en torno a unos 24.000.000 anuales) de estas tortas. Marcos Lupiáñez es la séptima generación de una familia que lleva elaborando tortas de aceite, un producto que tanto ya su abuelo, que era anisador (fabricante de anís) vendía incluso en Marruecos. Hoy Carmen Lupiáñez comercializa su producto no sólo en Andalucía, sino también en otras comunidades del territorio nacional y tiene en proyecto su salto al mercado exterior.

Para Lupiañez el origen musulmán de la torta de Algarrobo es claro. “Sus ingredientes son azúcar, canela, matalahúva, harina, aceite de oliva virgen extra, almendra y levadura, productos habituales y muy comunes en la cocina árabe”, señala.

“Siempre hemos mantenido la esencia, la tradición, pero tendiendo siempre a mejorar el producto final. De hecho, los únicas modificaciones que se han experimentado tienen que ver con la mejora en la calidad de los ingredientes Antes las harinas no estaban tan equilibradas como ahora. Los aceites de oliva virgen extra tampoco son como los de ahora. Pero además en nuestro caso usamos aceite de oliva virgen extra Hojiblanca de Antequera, las almendras de Cártama y la matalahúva verde (anís en grano) de Cuevas Bajas y otras localidades de la comarca Norte de Antequera”, explica Marcos Lupiáñez, que presume de lanzar al mercado un producto cien por cien natural libre de aditivos y conservantes, “un producto sano”, cada vez más aceptado por los consumidores.

Precisamente, gracias a esa aceptación la empresa está pensando en ampliar sus instalaciones para aumentar su capacidad de producción actual.

La Caleteña

Ora productora de tortas de Algarrobo es La Caleteña, también en la Axarquía. Lleva casi medio siglo fabricando este dulce a diario, de lunes a sábado, en la panadería que la empresa posee en Algarrobo Costa. Como no podía ser de otra forma, la receta que utilizan es la misma desde el principio, tanto que todavía conservan incluso los mismo proveedores. “No hemos cambiado nada . Los que hemos cambiado somos nosotros”, señala.

Pero como suelo suceder en la gastronomía, cada maestrillo tiene su librillo, y la receta de La Caleteña es diferente a la de otras empresas. Al menos, a sí lo explica la dueña, María Ángeles López. “Empezó a hacerlas mi suegra y nosotros seguimos elaborándolas igual que ella, hasta picamos la almendra a mano”, explica.

La torta de Algarrobo La Caleteña utiliza harina de trigo, aceite de girasol en lugar de oliva virgen extra, canela, levadura, matalahúva y almendras. Además con una peculiaridad, siempre las elabora la misma persona, Francisco, que es el panadero y marido de Ángeles, para quien el producto tiene cada vez más aceptación, incluso para el turismo. “Quién la compra una vez, repite. Ya vienen los extranjeros preguntando por ellas”, declara López.

Ramos

Panadería y Pastelería Ramos, en Caleta de Vélez, lleva elaborando tortas de Algarrobo desde hace casi 40 años, siguiendo también una antigua receta centenaria de la localidad algarrobeña. Esta empresa, que inició su andadura en 1820, es además la primera que lanzó al mercado un turrón de torta de Algarrobo. Su torta de aceite tiene el aspecto moreno de las antiguas, como si el aceite se hubiera dorado, con la típica almendra y el azúcar tostada en la parte superior. Según Damián Ramos, el producto con el que la empresa inició la pastelería fue la torta de aceite, que se sigue haciendo como desde su origen con aceite de oliva, almendra, anís, canela, entre otros ingredientes.La firma elabora diferentes formatos de este dulce. Hoteles de la capital obsequian a sus clientes, como es el caso del Málaga Palacios, con la típica torta de Algarrobo Premium que elabora Pastelería Ramos.

Tortas Ramos

Esta empresa está en Málaga capital y fue fundada por Ángel Ramos. Comenzó su andadura en 1932 dedicada a la fabricación y producción de la torta de aceite. Es posiblemente la firma que más ha difundido el producto en la capital. Exportó este dulce típico de su pueblo de la Axarquía a toda la provincia. Sus inicios fueron en un ‘obrador en Ciudad Jardín, donde estuvo hasta el 79. Sus actuales instalaciones están en El Viso. Al frente de la firma están hoy los nietos del fundador.

Fuente: Diario Sur

ARTÍCULOS RELACIONADOS

FacebookTwitterGoogle+LinkedInPinterestWhatsAppTumblrBlogger PostEmailEvernoteTelegramTuentiCompartir

Comentarios



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *