La mejor web sobre Málaga

Necrópolis de las Aguilillas

Situado entre los valles del Guadalteba y Turón, en un promotorio de areniscas del Mioceno que se levanta unos 500 metros sobre el nivel del mar. La necrópolis prehistórica de las Aguilillas se descubrió a finales de los años ochenta y fue estudiada en 1991. Son siete estructuras funerarias excavadas en la roca que han conservado las cámaras sepulcrales y numerosos nichos a su alrededor. Algunas de ellas conservan los corredores de acceso. Se estudiaron más de dos mil piezas arqueológicas y una cincuentena de personas de ambos sexos y todas las edades, que fueron enterradas en estas sepulturas entre los años 2.100 y 1.900 antes de nuestra era. En un periodo de tránsito entre la Edad del Cobre y la del Bronce. Los enterramientos fueron siempre en segunda deposición (sólo los huesos) y con ellos se depositaron ajuares consistentes en vajillas de cerámicas, cuchillos de sílex y adornos personales (collares). Asimismo, se descubrieron una serie de objetos metálicos (puntas palmelas y punzones) junto a unos ídolos femeninos en piedra.

Las tumbas de las Aguilillas forman parte de la necrópolis prehistóricas construidas en cuevas artificiales del sur de la Península Ibérica, por sus formas arquitectónicas, por los restos humanos y por los ajuares arqueológicos, son de la mejor estudiadas y de las que han ofrecido más información sobre la vida y la muerte de los primeros habitantes de Guadalteba.

Poco después de cruzar la puerta nos encontramos los primeros paneles donde nos informan del trazado circular para visitar las 7 tumbas, que el circuito es de unos 2 kms. y que la dificultad es media – baja. Una pequeña subida de 280 metros por un carril forestal y empezamos el sendero circular. El trazado esta señalado en todo su recorrido, 190 metros y se llega a las primeras tumbas, a la derecha las número 1, 2 y 3, a la izquierda (hacia el este) la numero 4, esta es la que visitamos primero, se trata de una construcción semirupestre, se excavo sin corredor y con una planta ovalada que contenía la antecámara y la cámara separadas por un tabique. Estas tumbas tienen unas inmejorables vistas. Todas fueron excavadas con picos de piedra de los que se encontraron más de 200. La tumba 1 esta incompleta o quizás no se terminó, presenta los restos de una cámara y dos nichos. La tumba número 2 tenía corredor y un nicho en la antecámara, estaba cubierta por losas y está formada por una gran cámara con dos nichos laterales. La tumba número 3 conserva un corredor y tuvo una pequeña antecámara.  Para llegar hasta la siguiente tumba, la numero 5, tendremos que seguir el sendero dirección sur durante 180 metros, antes nos cruzaremos con los restos de las trincheras de la Guerra Civil. Pocos metros mas allá siguiendo la cuerda llegamos a la espectacular tumba número 5, sin duda la que mas llama la atención de todas,  esta presenta un corredor cubierto por losas y un ensanche a modo de antecámara, la cámara principal es de mayor tamaño y un nicho mas pequeño. Tras un tramo de 100 metros de bajada en zigzag se accede a las tumbas número 6 y 7, estas dos tumbas no tienen corredores, la componen una pequeña antecámara y una cámara central en la que se excavaron tres y dos nichos. La tumba número 7 se conservó, in situ, una gran losa que cerraba uno de los nichos donde había un enterramiento infantil.

Estas tumbas están en el Cerro de las Aguilillas entre los valles del Guadalteba y del Turón entre Campillos y Ardales. Aunque podemos llegar en coche hasta la misma puerta de acceso a la Necrópolis, para los que quieran realizar una actividad de senderismo, pueden dejar el coche en las proximidades del embalse del Guadalteba (Conde de Guadalhorce) y subir andando unos kilómetros hasta el yacimiento. Se puede aparcar el coche en el pequeño parking que hay justo antes de llegar al embalse del Guadalteba viniendo desde Ardales.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

FacebookTwitterGoogle+LinkedInPinterestWhatsAppTumblrBlogger PostEmailEvernoteTelegramTuentiCompartir