La mejor web sobre Málaga

Las piezas más sorprendentes que puedes encontrar en museos de Málaga

Las piezas más sorprendentes que puedes encontrar en museos de Málaga

Oro recogido en el Valle del Genal, un documento sobre una reliquia de Cristo o miniaturas inverosímiles son algunas de las piezas sorprendentes que aguardan en los museos de la provincia.

Son varios los municipios que cuentan hoy con uno o más espacios de este tipo donde se conservan verdaderas joyas museísticas, ya sea por su rareza o por su antigüedad. Más allá de las numerosas obras de arte que se pueden encontrar en determinadas pinacotecas -sobre todo en la capital-, merece la pena conocer el legado tangible que forma parte del patrimonio malagueño. No sólo hay restos arqueológicos o geológicos de interés, también hay enseres y herramientas muy antiguas que se usaron hace muchos siglos. Éstas son algunas de las piezas más sorprendentes que puedes encontrar.

Almargen

Museo de Almargen

Este centro, situado en el casco urbano de Almargen, alberga piezas encontradas en yacimientos cercanos, como la necrópolis de cuevas artificiales de El Almirón. Sin embargo, por lo que más se ha hecho famoso este museo es por un icono de piedra de la Diosa de la Fecundidad, tallado en piedra hace más de tres mil años. Cada año se acercan hasta el Museo de Almargen numerosas parejas que quieren ver y tocar la piedra esculpida que simboliza la Diosa de la Fertilidad. Hay quien cree que hace honor en su nombre. Este vestigio fue encontrado hace algunas décadas por una familia local en su propiedad, quien incluso la conservó como adorno durante años sin conocer su importancia arqueológica.

Málaga

Aula Museo de Geología

En la calle Bailén se puede visitar uno de los espacios expositivos más interesantes de la provincia, aunque todavía hoy es poco conocido. Se trata de una interesante colección sobre minerales que permite conocer la geodiversidad de Málaga. Para muestra sólo hay que recorrer algunas de sus salas donde se han recogido muestras que sorprenderán al visitante. Entre ellas hay grafito de Benahavís, bismuto de Estepona, cuarzo azul en Antequera o incluso oro recogido por el fundador del museo, Juan Carlos Romero, en el río Genal. Estos minerales no son sólo más que buenas excusas para adentrarse en el trepidante mundo de la geología en Málaga.

Yunquera

Casa Museo Francisco Sola

En un tranquilo paseo por Yunquera en cualquier fin de semana merece la pena detenerse en este edificio, una antigua casa solariega que hoy es un interesante museo etnográfico y artístico del pintor que lleva su nombre. Pero, lo más sorprendente está en un documento de 1741, firmado en Sevilla, que se refiere a la procedencia de una reliquia de Cristo. En concreto, alude a una espina de la corona con la que fue crucificado. El documento acredita la procedencia de esta reliquia, si bien ésta se encuentra fuera del museo, ya que pertenece a la viuda de Francisco Sola. Según el documento, esta espina vendría del rey húgaro Leopoldo I de Habsburgo, que la consiguió tras vencer a los turcos en 1699. Cuando la viuda de Sola fallezca, la reliquia pasará a integrar el legado de este singular espacio cultural de Yunquera. También hay un documento algo posterior, de 1755, que es una bula papal de Benedicto XIV. En total, hay unos 3.600 documentos históricos.

Antequera

Museo del Aceite DCOOP

En las instalaciones que DCOOP tiene en una de las entradas de Antequera, se puede ver una de las mejores colecciones etnográficas del país en torno al aceite de oliva. En este museo temático se puede ver entre otras piezas sorprendentes un molino romano del siglo I, que fue descubierto en el paraje de La Quinta, es decir, entre el propio casco urbano y la sede de DCOOP. En concreto, se encontraron la sala de prensado, el trujal y la piedra de contrapeso. Incluso aparecieron unos huesos de aceitunas fosilizados que, una vez analizados por la Universidad de Córdoba, parece ser que se corresponde con una variedad previa a la variedad hojiblanca. Más recientes son otras piedras de molino, que se conservan en mejor estado, datadas en los siglos XVII y XIX.

Mijas pueblo

Carromato de Max

En esta villa de la Costa del Sol, aguarda un sorprendente museo en miniatura. En el antiguo carromato de su primer propietario, se pueden ver piezas casi inverosímiles, como una batalla naval en una cabeza de alfiler o una réplica de «La Última Cena» de Leonardo da Vinci en un grano de arroz. Entre las extravagancias que dejó expuestas su primer propietario, hay incluso pulgas disecadas vestidas.

Nerja

Museo de la Historia

Este centro, situado a escasos metros del emblemático Balcón de Europa, tiene cuatro áreas temáticas que abordan la historia de esta ciudad de la Axarquía desde los primeros pobladores hasta prácticamente la actualidad (hay material relacionado con la serie ‘Verano Azul’). Entre otras piezas, sobresale el conocido como ‘cráneo de Napoleón’, encontrado en una de las salas de la Cueva de Nerja. Tiene más de cuatro mil años. La denominación es más bien anecdótica, ya que hace alusión a un trozo de piedra adosado que se asemeja al sombrero que solía llevar el general francés. Pero más importante aún es ‘Pepita’. Con ese nombre se bautizó en su día a los restos óseos que se encontraron en 1982 en la Cueva de Nerja. Con casi 10 milenios de antigüedad, se considera uno de los enterramientos del Epipaleolítico mejor conservados. Gracias a los estudios realizados, se saben algunos datos curiosos sobre su vida, como que tenía unos 19 años cuando falleció y que era zurda. Para saber más, lo mejor es acercarse a este museo situado a un paso del Balcón de Europa.

Riogordo

Museo Etnográfico

Este pueblo de la Alta Axarquía cuenta con un museo que alberga una interesante colección de enseres y utensilios usados en la vida cotidiana o en las tareas del campo hasta tan sólo hace algunas décadas. De todo ese repertorio, sobresale muy especialmente su molino de sangre del XVIII, junto a una prensa de palanca del XIX. Estas piezas se ponen en funcionamiento para extraer aceite de oliva a la antigua usanza una vez al año en la Molienda de Riogordo.

Málaga

Museo Arqueológico

En el Palacio de la Aduana, además de valiosas obras pictóricas y escultóricas, aguardan restos arqueológicos sorprendentes, como la famosa mandíbula -y fémur, también- del Boquete de Zafarraya, que en su día supuso todo un hito para entender la vida del Neandhertal. A esta pieza hay que unir otras que demuestran la importancia de los asentamientos humanos en la provincia de Málaga durante la Prehistoria, como la Venus de Benaoján (hallada en la Cueva de la Pileta) o un ánfora del Cerro del Villar (Málaga). Pero para muchos en esta sección arqueológica es la conocida hoy como ‘Tumba del Guerrero’, hallada en una excavación en Málaga en un sorprendente estado. Hay muchos misterios sobre la identidad de este personaje, que podría haber sido un mercenario griego que estuvo en la antigua Malaka en el siglo IV a.C

Fuente: Javier Almellones. Diario Sur

Share

Comentarios



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *