La mejor web sobre Málaga

La Casa de los Navajas

Antonio Navajas dedicó toda su vida al cultivo de la caña de azúcar. Su negocio se cimentó a raíz del arrendamiento de unas tierras en San Isidro ocupadas hoy por el aeropuerto y que entonces pertenecían al Marqués de Larios. Este vecino de Churriana siempre soñó con construirse una casa cerca del mar. Y bien que lo hizo. En 1925 quedó prendado de una finca baldía en Torremolinos. Tenía agua y eso le bastaba. Era un lugar privilegiado, en primera línea de playa y el tiempo le ha dado la razón. Allí decidió fijar su residencia, para lo cual encargó la construcción de un palacete de estilo neomudéjar, un movimiento artístico y arquitectónico que floreció en España a finales del siglo XIX y comienzos del XX en el que también se engloban la plaza de toros de la Malagueta (Joaquín Rucoba,1874), la antigua Casa de Correos y actual sede del Rectorado de la Universidad de Málaga (Teodoro Anasagasti, 1923) o el mercado de Salamanca, en el Molinillo (Daniel Rubio, 1925).

Hoy día, la casa de los Navajas, como así se la conoce, es uno de los edificios más emblemáticos de Torremolinos; seguramente, el más singular. Enclavado en pleno corazón del Bajondillo, su silueta sobresale entre los hoteles y bloques de apartamentos que se han ido levantando a su alrededor, siendo testigo de excepción del desarrollo turístico de Torremolinos. Declarado en 1991 de Interés Histórico por la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, el inmueble pasó a formar parte del patrimonio municipal en julio de 2000 después de que residieran en él hasta tres generaciones de la familia Navajas.

La Casa de los Navajas, con una decoración interior inspirada en la Alhambra de Granada, consta de dos plantas: la baja dedicada a la vivienda en sí cuenta con varias habitaciones, un despacho, el comedor y la cocina, mientras que la planta superior está más concebida como un mirador, con una amplia estancia y dos torres que permiten divisar el litoral malagueño.

Con la rehabilitación que se ha efectuado, se ha dotado al edificio de un singular mobiliario acorde con las características del inmueble y  para albergar bodas civiles. Asimismo, el Ayuntamiento ha informado de la recomendación de que el acceso peatonal a esta bella instalación se efectúe por Calle Las Mercedes, aunque también podrá accederse, si se desea, por la Calle Bajondillo.

Horarios:

  • Lunes y Martes Cerrado todo el año
  • Miércoles a Domingo de 11:00 a 13:00 y de 18:00 a 20:00.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

FacebookTwitterGoogle+LinkedInPinterestWhatsAppTumblrBlogger PostEmailEvernoteTelegramTuentiCompartir