La mejor web sobre Málaga

Júzcar, el primer pueblo pitufo del mundo

Situado en plena Serranía de Ronda, el origen del pueblo se remonta a la minería romana, aunque quedan vestigios de poblaciones en las inmediaciones de la Edad del Bronce. En la época árabe el pueblo pasó a estar controlado por el caudillo árabe Omar Ben Hafsun hasta la conquista de los Reyes Católicos en el año 1485. Expulsados los moriscos surge la figura del Tajarillo, un rebelde que se negó a marcharse de la localidad y mantuvo en jaque a las fuerzas públicas hasta un accidente que le costó la vida en los riscos de Júzcar.

Júzcar se ubica en lo alto del Genal en las inmediaciones del pico Jarastepar (1.425 metros), resguardado por los vientos y con gran abundancia de agua. Su paisaje es muy variado, desde los roquedales de la Sierra del Oreganal al norte, hasta los castañares y pinares en las estribaciones de Sierra Bermeja.

En Júzcar es famosa "la primera fábrica de hojalata de España". Según la afirmación del libro editado por  Altos Hornos de Vizcaya. La elección del lugar obedeció a la riqueza maderera de esta zona de la Serranía, imprescindible para el carbón vegetal necesario en  la fundición. La fábrica inició su producción a mediados del año 1731 con el nombre de "La nunca vista en España Real Fábrica de hojalata y sus adherentes, reinando los siempre invictos monarcas y Católicos Reyes don Felipe V y doña Isabel Farnesio", según la inscripción en la lápida del frontón de su fachada. Esta factoría estaba situada a la vera del río, en el lugar que hoy se conoce como "finca La Fábrica", además se dedicaba también en un cuarto secreto al trabajo del estaño. Dio trabajo a unos 200 obreros fijos de plantilla y como en esos tiempos en España no se conocía bien la labor, hicieron venir a unos treinta trabajadores alemanes a cuyo mando estaban dos ingenieros suizos Pedro Menrón y Emerico Dupasquier. Según las crónicas tuvieron que entrar en España clandestinamente metidos en barriles debido a la prohibición existente para evitar la competencia, también se relata que el trasporte de mercancía se hacia en camello  traídos directamente por el Gobierno de Madrid. La fábrica de hojalata que dio tanto empuje económico a la localidad cerró por no poder competir con la industria creada en Asturias y el País Vasco.

Dentro del casco urbano el edificio más sobresaliente es la Iglesia Parroquial de Santa Catalina del siglo XVI, a la que se le tuvieron que hacer reformas tras la guerra civil. Está formada por una sola nave de techo plano que oculta restos de una armadura mudéjar.

Y sobre todo no se puede dejar de recorrer los rincones que ofrece su entorno natural, como son la Cueva del Moro y el paso del río Genal.

El pueblo se pintó de azul para promocionar la película Los Pitufos en 3D y después del  referéndum del  17 de diciembre de 2011 los vecinos de Júzcar decidieron por votación que el municipio malagueño continuase pintado de azul. Se contabilizaron un total de 149 votos a favor, tan sólo 36 en contra, cuatro nulos y seis en blanco.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

FacebookTwitterGoogle+LinkedInPinterestWhatsAppTumblrBlogger PostEmailEvernoteTelegramTuentiCompartir