La mejor web sobre Málaga

Iglesia de Nuestra Señora de los Dolores

Una vez asentada la población que conformaría el Puerto de la Torre, se iniciaron los trámites para la construcción de una iglesia. En 1885 se colocaron los cimientos, pero el proyecto y su aprobación se hicieron esperar hasta 1910. Fernando Guerrero Strachan comenzó las obras, que continuaron a su muerte Eduardo Estévez Monasterio y después Enrique Atencia Molina, concluyendo en la década de los 30. Para la erección de la parroquia hubo que esperar hasta 1942, decretada por el obispo Balbino Santos Olivera.

A diferentes planos se disponen la fachada, la portada y la torre. El cajón de la portada sobresale cubierto por un tejaroz.  Da la bienvenida un arco ajival abocinado con arquivoltas. Decoran la fachada una vidriera circular y modillones cerámicos bajo el alero. Entre las cubiertas de teja de los volúmenes del templo, destella el apuntado chapitel del campanario, recubierto de una greca diseñada en azulejo, que se repite en el tejaroz de la portada. Se ubica a la izquierda del templo y, en su alzado, luce un arco de herradura geminado y vanos de herradura por donde asoman las campanas, una de ellas, recién puesta, dedicada a San Cayetano

Su interior es una sencilla planta de cruz latina que cierra en una cabecera poligonal de escasa profundidad, iluminada por los vitrales circulares que se abren en la bóveda estrellada. En él una hornacina con la imagen de Nuestra Señora de los Dolores centra el espacio, acompañada de varios lienzos. La nave está cubierta con armadura de par y nudillo con tirantes y decora sus muros con pilastras desde donde arrancan arcos de medio punto. A los pies, el coro de madera se eleva sobre la nave, y una pequeña capilla se abre a la derecha con un Crucificado. Su cubierta es de bóveda de arista, como la del crucero y los brazos, donde se encuentra la capilla del Sagrado Corazón y el acceso a la iglesia nueva, éste es el lado de la epístola. Una nueva escultura nos recuerda de nuevo a San Cayetano, invitándonos a pasar. Ahora esta iglesia se ha convertido en capilla del Sagrario del nuevo templo. Aunque hermanadas exteriormente a través de elementos decorativos, en su interior, cruzar de un templo al otro es cambiar de siglo.

Fuente: Iglesias de Málaga, de Mónica López Soler.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

FacebookTwitterGoogle+LinkedInPinterestWhatsAppTumblrBlogger PostEmailEvernoteTelegramTuentiCompartir