La mejor web sobre Málaga

Historia del vino de Málaga

Málaga fue una de las primeras ciudades de Europa en cultivar la vid. Hay quienes sostienen que fueron los fenicios los primeros que trajeron la vid a las colonias que fundaron, especialmente a Málaga, Almuñécar y Adra. Por otra parte, Guillén Robles en la ?Historia de Málaga? afirma que fueron los griegos los que, una vez establecidos en Málaga, introdujeron las técnicas del trabajo en las viñas en torno al 600 a.C. No faltan las referencias al valor que en Roma se daba al vino malagueño, y en Cártama se descubrió una villa del Bajo Imperio con un depósito de fermentación prismático. Acinipo  significa tierra de vinos. En las ruinas romanas de Acinipo, en Ronda, se han encontrado numerosas cecas con la representación de un racimo de uvas, lo que da ha entender la importancia de la producción vitícola en ese territorio.

La llegada de los Reyes Católicos significa un cambio radical en la vida de Málaga. Ellos crearon la Hermandad de Viñeros, lo que significa que el vino era una industria importante incluso en el período árabe y que los monarcas eran conscientes de su valor en la tierra conquistada. Esta Hermandad tenía que velar por la pureza en los procedimientos de elaboración y ha permanecido a lo largo de los siglos hasta la fecha.

Hay autores que afirman que cuando Shakespeare habla de vinos se refiere, entre otros, a los de Málaga. La plantación de vides siguió en aumento en el siglo XVIII y eran centenares los barcos que salían del puerto de Málaga para llevar los vinos a todo el mundo. Se considera que el mejor momento para el comercio del vino es el periodo que va desde 1787 hasta 1829.

Los vinos de Málaga llegaron a tener una fama magnífica en Rusia. En 1791, Gálvez, embajador en Moscú, le regaló a la emperatriz Catalina II unas cajas de vino de Málaga. Le gustó tanto que los declaró libres de impuestos en sus reinos. El zar Alejandro III era muy aficionado al ?jamón de Westfalia al vino de Málaga? y al ?jamón asado al vino de Málaga?. Otros platos en los que su presencia es fundamental son el ?paté de codornices al vino de Málaga?, ?mero al vino de lágrima?, ?pato al vino de Málaga?, o el ?lomo de cerdo braseado al vino de Málaga?.

En 1876, la ruina, el desastre, la filoxera destruye tan secular y pujante industria. El primer foco fue en el lagar de La Indiana, en Moclinejo. Pese a todo, el espíritu de reconstrucción de lo perdido pudo más que la desgracia. Competa fue uno de los primeros municipios repoblados. Las dos variedades más importantes que se injertaron fueron la Moscatel y la Pedro Ximén. En 1937 se aprueba el Reglamento del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Málaga, segundo aprobado en España. Actualmente también se recoge la denominación de ?Sierras de Málaga?.

La importancia del comercio del vino con el extranjero era tan grande que con un impuesto sobre cada arroba que se exportaba se pudo dar el segundo gran impulso a la construcción de la Catedral de Málaga.

En pleno centro histórico en la plaza de los Viñeros, se encuentra el Museo del Vino de Málaga. Su emplazamiento es el Palacio de Biedmas del siglo XVIII. Es una iniciativa del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Málaga. Se inauguró en 2008.

Pasero es el lugar donde se coloca la uva para que el sol la seque; una de las imágenes más bellas de los montes se da cuando los paseros están llenos. Es imperdonable que el diccionario de la RAE no acoja esta definición.

Los principales vinos de Málaga son: Lágrima, Pedro Ximén, Moscatel, Málaga Dulce Color, Pajarete y Málaga Seco.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

FacebookTwitterGoogle+LinkedInPinterestWhatsAppTumblrBlogger PostEmailEvernoteTelegramTuentiCompartir