La mejor web sobre Málaga

Estatua del primer alcalde de Benalmádena

Estatua de Alonso Palmero, primer alcalde cristiano de Benalmádena. La estatua está situada en la Plazoleta de los Castillejos, en Benalmádena pueblo.

La reconquista de Benalmádena por parte de los ejércitos cristianos, al mando del rey Enrique IV, se produce en el año 1456 con la consiguiente destrucción de todo cuanto se encontraron a su paso. De hecho, muchos vecinos de Benalmádena se refugian en Mijas para posteriormente tratar de reconstruir parte de lo que fue su pueblo, que vuelve a ser destruido en 1485, esta vez por las tropas de Fernando el Católico.

En 1491 el rey encarga a Alonso Palmero la repoblación de Benalmádena con 30 familias cristianas cosa que no consigue debido a diversos avatares, entre los que se encuentra un terremoto que hace huir a los recién llegados.

Los problemas de poblamiento de Benalmádena tienen su origen en la inseguridad de la costa, asaltada habitualmente por enemigos (especialmente de berberiscos recién expulsados de este territorio) y piratas que llegan a la búsqueda de riquezas ya inexistentes.

Posiblemente uno de los peores momentos de la historia de Benalmádena se produce el 9 de octubre de 1680 cuando un terremoto no deja una sola casa en pie, echando abajo algunas colinas. Además un maremoto posterior inutilizó las barcas y arruinó la costa.

En 1784 el genovés Félix Solesio compra el cortijo de Arroyo de la Miel con la intención de construir 6 fábricas de papel (papel blanco y de estraza) para proveer a las fábricas de naipes de Macharaviaya. Si bien las fábricas abandonan su producción en 1806, su infraestructura y viviendas son el origen del actual núcleo urbano de Arroyo de la Miel. A partir de este momento comienza el poblamiento de todo el municipio favorecido por el cada vez más concurrido tráfico comercial entre Málaga y toda la costa.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

FacebookTwitterGoogle+LinkedInPinterestWhatsAppTumblrBlogger PostEmailEvernoteTelegramTuentiCompartir