La mejor web sobre Málaga

Cultura de Málaga

La Casa de Vicente Aleixandre en el Soho de Málaga

Casi oculta o casi en secreto en el edificio número 6 de la calle Córdoba (a la altura del teatro Alameda), una placa informa que en ese edificio vivió el poeta Vicente Aleixandre hijo adoptivo de Málaga y que consagró a la ciudad del paraíso el más encendido de sus libros. El premio nobel de literatura Vicente viene al mundo en Sevilla en 1898, pero pasa su infancia en Málaga, donde comparte estudios con el futuro escritor Emilio Prados en Gaona. En Gaona también han estudiado Blas Infante, Denis Belgrano, Gálvez Ginachero, José María Hinojosa, Emilio Prados, Pablo Ruiz Picasso y Ortega y Gasset Posteriormente en 1909 se traslada a...

El origen de las Malagueñas

A principios del siglo XIX aparece un baile cantado procedente del fandango en la comarca de Málaga que recibe el nombre de malagueña. Este baile se sigue interpretando a lo largo del siglo en toda la geografía andaluza en espectáculos lírico-teatrales, junto a otros géneros muy al gusto de la época (como la zarzuela o algún aria de ópera), llegando a ser muy popular y solicitado por el público. La Agrupación de Coros y Danzas de España sentó los cánones que hoy se mantienen como base de la estructura esquemática del baile de la llamada malagueña de fiesta, un concepto perfectamente definido y explicado que convierte el cante por malagueñas...

El origen del Tejeringo Malacitano

Si repasamos varios diccionarios, podremos observar que la mayoría de ellos definen los siguientes vocablos: ‘tejeringo’, ‘jeringo’, ‘calentito’, ‘cohombro’, ‘churro’, ‘fruta de sartén’, ‘mandungo’, ‘porra’ y ‘tallo’ como «masa de harina parecida a la de los buñuelos, a la que se da una forma alargada con un aparato especial y se fríe en aceite. Es típico de algunas regiones españolas, donde se toma acompañando al café o chocolate del desayuno o de la merienda». El vocablo ‘tejeringo‘ presenta una etimología sumamente curiosa y hace referencia al instrumento con que se fabrica. Así pues, su constitución se debe a la suma de ‘te‘ y ‘jeringo‘, especie de jeringa, por donde se...

El origen de los Espetos de Sardinas

Habría que ver la cara del Rey Alfonso XII cuando Miguel Martínez Soler, un pescador paleño al que le cabe el honor de que se le atribuya ser el ‘padre’ del espeto de sardinas. Se dirigió a Su Majestad corrigiéndole en el uso del cuchillo y del tenedor. Miguelito, ‘er de las sardinas’, había levantado en 1882 el que también se considera el primer chiringuito de España. Entonces no se denominaban así, ni mucho menos. Se trataba del merendero Gran Parada, ubicado en las playas de El Palo, antecedente directo del no menos famoso Casa Pedro. Allí, en parada y fonda, el rey llegó tras un penoso viaje por la...

El origen de las Tortas Locas Malagueñas

Las locas de Málaga. El nombre ya apunta maneras. Y no hablamos de un bar de la Nogalera ni del extinto Sanatorio de San José. Nos referimos al dulce genuino de la Costa del Sol. Este pastel, sencillo y bueno, viene de la mano de Tejeros  una de las grandes familias de confiteros de Málaga. En los tiempos del hambre, una mujer trabajadora y valiente llamada Ángeles, decidió convertir la sencilla cocina de su casa en la pedanía “Camino de los almendrales” en un pequeño obrador en el que, con harina de estraperlo elaboraba bollos y freía rosquillas y borrachuelos para posteriormente venderlas en las lecherías y en los antiguos...

Los efectos del gran terremoto de 1884 en Málaga

El último gran terremoto que afectó a la provincia de Málaga y dejó víctimas mortales se produjo en el día de Navidad de 1884. Aquel 25 de diciembre se registró un seísmo con una intensidad de entre 5,8 y 6,7 y que dejó entre las provincias de Granada y Málaga casi un millar de muertos y unos 1.500 heridos, además de 4.400 casas derruidas y 13.000 casas inhabitables. Aquel terremoto, ocurrido sobre las nueve de la noche, duró unos 20 segundos y tuvo su epicentro en el término municipal de la localidad granadina de Arenas del Rey, en la zona limítrofe con la Axarquía, donde se produjeron las mayores afecciones...

Sala María Cristina

La Sala María Cristina es un lugar para descubrir la cultura musical, pictórica y arquitectónica de Málaga. Fue reconstruido por el arquitecto Enrique Atencia Molina. La sala cuenta con un aforo de 364 espectadores. El edificio se encuentra entre la Calle Marqués de Valdecañas y la Plaza de San Francisco y cuenta con una superficie total de más de 2.322 metros cuadrados. Se ubica en un edificio del siglo XV que albergaba el convento franciscano de San Luis el Real y que fue desamortizado en el siglo XIX. Más adelante pasó a alojar el Liceo Artístico y Literario de Málaga y a acoger los conciertos de la Sociedad Filarmónica hasta...

Málaga en Fenicio

A la entrada del túnel de la Alcazaba vemos escrito el nombre de Málaga en fenicio. Puede parecer un galimatías indescifrable, pero hay que tener en cuenta que la escritura fenicia se lee de derecha a izquierda. Así que el nombre de Málaga en fenicio se escribe MLKA, porque solamente se pone una letra a, la del final. Málaga en fenicio es Malaka. Dicen que el nombre se debe al culto por la diosa Mainake y que de allí derivó a Malaca o Mlk como escribiría un buen fenicio, eso sí, en cuneiforme, que nuestro alfabeto aún no estaba inventado. Pero también, otros dicen que Malaca significaba factoría, otros que...

¿Y por qué Málaga es AGP?

Una vieja aspiración del sector turístico de la Costa del Sol: que el código IATA de Málaga no sea el de AGP como hasta ahora, sino SOL, que está libre y se puede porque ahora el aeropuerto se llama desde el 6 de junio de 2011 Aeropuerto Málaga-Costa del Sol. AGP no significa absolutamente nada. La historia de las tres letras es mucho menos hermosa que esas leyendas urbanas que circulan en esta tierra malaguita: que si AGP viene de ‘Agripina’, que si son las siglas de ‘Aeropuerto Gran Picasso’ y cosas así, o eso que siguen contando nuestros románticos guías de que la torre que le falta a la...

Últimas cartas de Robert Boyd en Málaga

Málaga, Convento del Carmen, 10 de diciembre de 1831. Medianoche Mi muy querido William: Las tétricas noticias que esta carta incluyen, te las confío a ti de forma que lleguen a mi querida y venerada madre de la mejor manera posible. Antes de que recibas esta carta yo me estaré pudriendo en mi tumba en tierra extranjera. Los preparativos para el ajusticiamiento siguen su curso con presteza a mi alrededor; y mientras estoy sentado con cadenas entre mis sufridos compañeros en el refectorio desde el que te escribo, heraldos de muerte, vestidos con ropaje de tumba, revolotean a mi alrededor, ?agonizando?, según los españoles, los pobres diablos ante la confesión....