La mejor web sobre Málaga

Camino de Santiago desde Málaga

El Camino Mozárabe de Málaga

Las sendas utilizadas para llegar a Santiago de Compostela han sido muy diversas. En cada momento histórico los peregrinos buscaban los Caminos que ofrecieran mayor seguridad y que estuvieran dotadas de establecimientos donde recibir una adecuada hospitalidad.

Cuando el avance de la Reconquista desplazó a los musulmanes hacia el sur, la Iglesia y las monarquías cristianas contribuyeron al desarrollo de los Caminos Francés y Aragonés, pero nunca faltaron peregrinos que acudían a Santiago por otros Caminos. Empezaban la peregrinación en el lugar en que vivían, en cualquier rincón de España y por los caminos más transitables, o más seguros en cada momento, se aproximaban al Camino Francés para aprovecharse de las facilidades existentes: hospitales de peregrinos, protección real, ventajas económicas en peajes y portazgos, etc.

El Camino Mozárabe de Málaga empieza en la Iglesia de Santiago, que está presidida por una excelente escultura de Santiago Peregrino y es la primera de las numerosas muestras del Arte Mudéjar que nos encontraremos a lo largo del Camino.

La provincia de Málaga es la segunda provincia más montañosa de España. El Camino la atraviesa desde el mar hasta su límite norte por una orografía complicada que ofrece etapas muy movidas con paisajes sorprendentes y recorre pueblos en los que encontraremos monumentos con numerosas muestras del arte religioso de los siglos XVI y XVII. También tendremos ocasión de visitar otro tipo de monumentos como los megalíticos de Antequera, o los vestigios de calzadas y puentes romanos, o las ermitas mozárabes excavadas en las montañas de Villanueva de Algaidas.

A lo largo de los 200 Kms de Camino desde Málaga hasta Córdoba podremos dormir en una nutrida red de Albergues de Peregrinos: seis Albergues municipales, dos Albergues parroquiales y un Albergue privado. Además, otras dos localidades ofrecen Acogida al peregrino, y otros dos albergues municipales se abrirán en los próximos meses.

El Camino Mozárabe de Málaga, tal como ha quedado definido y señalado, empieza en la Iglesia de Santiago de Málaga, pasa por Almogía, Villanueva de la Concepción, Antequera, Cartaojal y Cuevas Bajas. Ya en Córdoba sigue por Encinas Reales, Lucena, Cabra, Doña Mencía, Baena, Castro del Río, Espejo y Santa Cruz hasta la capital del Califato, desde donde el Camino continúa hasta Mérida. Desde aquí sigue por la Vía de la Plata hacia Cáceres, Salamanca y Zamora, para continuar por Orense y llegar a Santiago de Compostela.

No es aconsejable este camino a personas que no estén debidamente preparadas. Al planear el Camino se debe tener en cuenta las elevadas temperaturas que dificultan realizar etapas largas por los campos de Andalucía y Extremadura en julio y agosto y el riesgo de tener que dar grandes rodeos para vadear algunos arroyos durante la época de lluvias.

Cuatro tipo de señales

Para el tramo Málaga-Cordoba que va a Santiago de Compostela se han diseñado cuatro tipo de señales, colocando un total de 79 paneles en los cascos urbanos de los municipios por los que trascurre el camino. La primera señal es la ?Comarcal?,y aparece para el caminante en el momento de entrar en una nueva comarca.

La segunda es de ?Callejero? y se coloca en todas las poblaciones, municipios y pedanías por donde pasa la ruta. La tercera, íntimamente relacionada con la anterior, es la ?Direccional?, que consiste en un azulejo con la imagen del Camino Mozárabe y una flecha indicando la dirección a seguir.

La última y cuarta señal es la que aporta el punto de información al peregrino. En ellos, prevalecen los datos del ayuntamiento en cuestión, policía local, oficinas de turismo y museos o centros de interpretación.

En definitiva, los paneles informativos de la ruta contemplarán el grado de impacto ambiental en los espacios naturales protegidos por donde transcurre; la adecuada señalización de los recursos patrimoniales asociados que contribuyan a su valorización; la promoción de los productos locales por donde atraviesa el itinerario; y una coherencia de la señalización en todo el tramo que proporcione elementos de seguridad al caminante.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

FacebookTwitterGoogle+LinkedInPinterestWhatsAppTumblrBlogger PostEmailEvernoteTelegramTuentiCompartir