La mejor web sobre Málaga

Bosque de esculturas en el Monte Calvario

Bosque de esculturas en el Monte Calvario

Los árboles talados del Monte Calvario cobran vida con las esculturas esculpidas por Manuel Ledesma

Lo que antes fueron altos eucaliptos, quedaron reducidos a pequeños troncos por la tala de árboles o el efecto de los temporales. Una última e inesperada metamorfosis ha afectado a estas naturalezas muertas, que han renacido como obras de arte. Las tallas se asoman ante los visitantes que juegan a encontrar las piezas y fotografiarse con ellas. Si se observan de cerca revelan un secreto en algún recoveco: las iniciales M. L. Tras ellas se esconde Manuel Ledesma, el autor de este bosque de esculturas.

Un buen día apareció lo que era la cepa de un árbol talado y se convirtió en un castillo. Semanas más tarde, otro tocón comenzó a perder su piel hasta que asomó lo que parecía un palacio tallado en madera. Los visitantes que recorren el Monte Calvario pueden encontrar algo más que el contacto con la naturaleza y el espectáculo de las ardillas que saltan entre las copas. Se trata de las esculturas esculpidas por Manuel Ledesma un inquieto artista acostumbrado a tallar en vidrio. Sus manos le pedían cambiar la suavidad del cristal por otro material más rudo con el que poder experimentar. Y lo encontró en el monte que ve desde su casa y recorre cada mañana. «Fue un impulso», confiesa Ledesma que, pese a la dureza del eucalipto, vio como aquella corteza se iba dejando modelar para dar rienda suelta a su creatividad. Los picos de su primer astro en madera fueron dando paso a pequeñas formas geométricas que han acabado convirtiendo lo que eran bases de árboles en castillos, palacios y edificios de fantasía.

Conforme se empina el sendero, las esculturas también ganan en complejidad y aumentan su tamaño en la conquista de nuevos troncos que han llevado a Manuel Ledesma hasta dos meses para completar alguno. Con estas tallas también quería denunciar el abandono de este pulmón de Málaga, tanto de algunos que vienen y lo ensucian, como de la falta de cuidado de las autoridades.

Dónde: Las esculturas talladas en las cepas de los árboles talados se encuentran en el Monte Calvario de Málaga.

Cómo llegar: Junto al Santuario de la Victoria, tomar calle Amargura hasta el final. En la rotonda, continuar andando por la calle hasta que aparece un sendero. En la ascensión están las esculturas.

Fuente: Francisco Griñán. Diario Sur y aportaciones de Málaga en el corazón (todas las fotografías)

Share

Comentarios



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *