La mejor web sobre Málaga

Arte con la arena de la playa en Marbella

La diversión infantil de hacer castillos de arena se ha convertido en una profesión para algunos adultos, que con técnica, esmero y toneladas de arena logran impactantes construcciones que ayudan a mejorar la imagen de las ciudades.

Además de grandes cantidades de arena limpia y sin piedras, que hay que amontonar previamente, hace falta bastante agua salada porque la sal actúa como pegamento, cristaliza y endurece la arena, y herramientas como brochas o cortadores.

La presencia de los artistas en las costas resalta la "belleza" de las playas, y además "entretiene" a los visitantes. Muchos artistas han encontrado en la elaboración de figuras de arena su modo de vida.

El montón de arena se moja bien para que ésta endurezca, y en el caso de una figura grande se necesitan el primer día "unos diez litros de agua", tras lo que se corta la arena de arriba a bajo según la imagen que se quiera representar. Para mantenerla en pie, hay que humedecerla a diario con tres litros de agua salada, cada hora por el día y cada dos por la noche, esparcida gracias a un pulverizador, ya que si la escultura se seca pueden desprenderse elementos de la obra.

La representación en arena es un arte efímero, unas figuras permanecen expuestas un día, cinco, dos semanas, o un mes y medio, todo depende de la magnitud de la obra.

Fotografías de José Gutiérrez Díaz.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

FacebookTwitterGoogle+LinkedInPinterestWhatsAppTumblrBlogger PostEmailEvernoteTelegramTuentiCompartir