La mejor web sobre Málaga

Antequera Patrimonio de la Humanidad

dolmen-antequera-1foto tornillo torcalirving4

Málaga de no contar con algún monumento Patrimonio de la Humanidad ha entrado en el selecto grupo de 1.031 espacios (tanto culturales como naturales), al declararse a los Dólmenes, la Peña de los Enamorados y El Torcal de Antequera como Patrimonio de la Humanidad.

Hace seis mil años, los moradores de Antequera tomaron una decisión: construirían sus sepulcros no en dirección a la salida del Sol, como solía hacerse en otros lugares, sino mirando hacia elementos naturales del paisaje. Así, el Dolmen de Menga se orientó hacia la Peña de los Enamorados y el tholos de El Romeral lo hizo hacia las rocas de El Torcal. Fue algo excepcional. El de Viera, que también forma parte del conjunto, es el único que se orienta hacia el Sol. Y desde el 2016 ya es oficial: los Dólmenes de Antequera son Patrimonio Mundial.

Los Dólmenes se convierten en el primer conjunto megalítico de la Europa continental y en el primer monumento de la provincia de Málaga en recibir la catalogación de la Unesco. El recinto arqueológico antequerano se inscribe en el selecto grupo de 1.031 espacios (tanto culturales como naturales) repartidos a lo largo de 163 países y considerados Patrimonio Mundial por parte de la Unesco. En España, los Dólmenes se unen a los 44 espacios que cuentan con la catalogación del organismo de Naciones Unidas, desde la Catedral de Burgos y el Monasterio de El Escorial incluidos en 1984 hasta las minas de mercurio de Almadén (Ciudad Real) que se incorporaron en 2012. Cada país sólo puede presentar un candidato al año y en esta ocasión el premio ha sido para los Dólmenes de Antequera, de cuya mano queda Málaga incluida en el listado de Patrimonio de la Humanidad.

En el ámbito andaluz sólo falta por acceder a ese selecto club la provincia de Cádiz, si bien este año se ha dado una curiosa circunstacia: entre las aspirantes a recibir la distinción de la Unesco están las cuevas neandertales de Gibraltar (Gorham), que comparecen bajo la bandera de Reino Unido. En cuanto al resto de provincias andaluzas: Granada (Alhambra, Generalife y Albaicín), Córdoba (Mezquita y Centro Histórico), Sevilla (Catedral, Alcázar y Archivo de Indias), Jaen (Úbeda y Baeza), Almería (Cueva de los Letreros) y Huelva (Parque Nacional de Doñana) ya han sido distinguidas por la Unesco.

Dolmen de Menga es un templo funerario de planta trapezoidal, el único de Europa con tres pilares. Construido hace 6.000 años, cubierto con cinco enormes cobijas, siendo La última la más grande, con un peso aproximado de unas 150 toneladas. Es la cámara megalítica más grande conocida en la península Ibérica y una de las mayores del mundo. Menga, de cuya existencia ya hay noticias en el siglo XVI y que, a mediados del XIX, el arquitecto malagueño Rafael Mitjana y Ardison lo define como templo druida, despertó la curiosidad del rey Alfonso XII, quien promovió su compra y facilitó, posteriormente en 1886, su declaración como monumento nacional. El dolmen fue así uno de los primeros que contó con esta protección en España.

Tholos El Romeral es un sepulcro de falsa cúpula construido hace 4.000 años, compuesto por un corredor, dos cámaras circulares y por un túmulo de ochenta metros de diámetro y ocho de alto.

Dolmen de Viera es un sepulcro de corredor levantado hace 4.500 años y descubierto por unos antequeranos en 1903 apellidados Viera. Está formado por un corredor de veintisiete piedras, que definen la entrada. Al final de este corredor se encuentra una cámara sepulcral.

La entrada del Sitio de los Dólmenes de Antequera en el club de la Unesco tiene, como todo el que pretende formar parte de una asociación, condiciones. El Ayuntamiento de Antequera se ha comprometido a descalificar 115 hectáreas de suelo industrial que recuperarían su calificación anterior de suelo agrícola para que no se siga construyendo en la zona, además de reforestar toda el área. Y, por otra parte, la Junta ha revisado el proyecto del museo y lo rebajará hasta una altura de cuatro metros, sótano más planta baja, además de dotarlo de una cubierta vegetal para que se mimetice con el paisaje.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

FacebookTwitterGoogle+LinkedInPinterestWhatsAppTumblrBlogger PostEmailEvernoteTelegramTuentiCompartir

Comentarios



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *